Los sellos en seco se pueden fabricar fácilmente utilizando un plástico delrin unos 2 mm. de grosor.

Un sello en seco consta de dos piezas que encajan entre si – un macho y una hembra. La pieza macho consiste en letras blancas sobre fondo negro y la hembra es la imagen invertida y reflejada de la placa macho. El invertido y reflejado se consiguen fácilmente con cualquier programa de diseño.

En nuestro caso utilizamos Inkscape para crear la hembra a partir del macho simplemente duplique este último, después invierta los colores negro y blanco y después refleje la imagen.

Además deberá añadir un contorno de color blanco de entre 0,18 a 0,25mm, dependiendo del tipo de papel que queramos marcar, al texto o dibujo de la placa hembra. Este contorno creará un hueco suficientemente amplio para marcar el papel sin romperlo.

 

Una vez creado el diseño, deberemos mandar el trabajo al láser de CO2, que grabará y cortará ambas partes. En el caso de las Epilog, se deberá enviar el trabajo a la máquina en modo sello con un hombro o talud de 0. Una vez terminado el trabajo se lava con un poco de jabón debajo del grifo y se monta en una tenaza para sellos en seco Colop, entre otras empresas del sector, dispone de tenazas para sellos en seco.